El juicio que conmueve a Estados Unidos: sus sms impulsaron a su novio al suicidio, pero ¿eso significa que ella es la asesina?

Michelle Carter no estuvo en el lugar cuando él se quito la vida. Pero los mensajes de texto que le envió fueron decisivos, según la acusación de la fiscalía

Michelle Carter, tenía 17 años.  Conrad Roy III, 18. Ella está acusada de homicidio involuntario por inducir su suicidio a través de mensajes de texto.

Michelle Carter, tenía 17 años.  Conrad Roy III, 18. Ella está acusada de homicidio involuntario por inducir su suicidio a través de mensajes de texto.

Sentado en su camioneta, un día de verano en 2014, Conrad Roy III comenzó a dudar sobre su plan de suicidarse.

Estaba asustado y le envió un mensaje a su novia.

“Hazlo”, respondió ella.

Roy lo hizo.

El muchacho de 18 años que venía luchando largamente contra la depresión y los pensamientos suicidas sucumbió al monóxido de carbono. Fue encontrado muerto al día siguiente en el estacionamiento de un supermercado Kmart, varias millas fuera de Boston. Su novia, de 17 años de edad, Michelle Carter, fue acusada de homicidio involuntario.

Ahora, casi tres años después, Carter está siendo juzgada en un controvertido caso que plantea preguntas nuevas y polémicas: ¿Puede una persona ser acusada y condenada por la muerte de alguien, incluso si ella no estaba con la víctima cuando murió? ¿Y una persona puede ser encontrada culpable de matar a alguien basándose únicamente en lo que le dijo en mensajes de texto?

Michelle Carter, de 20 años, en el juicio que comenzó este lunes en el estado de Massachusetts

Michelle Carter, de 20 años, en el juicio que comenzó este lunes en el estado de Massachusetts

Tales preguntas son fundamentales en un estado como Massachusetts, donde ayudar a alguien a cometer suicidio no es considerado un delito.

Las evidencias más concluyentes de la acusación en contra de Carter, que tiene ahora 20 años, son decenas y decenas de mensajes de texto en los que ella empujaba Roy suicidarse. Ambos intercambiaron cientos de mensajes de texto durante varios días antes de que Roy se matara. Ella insistió en que estaría mejor muerto.

Finalmente vas a ser feliz en el cielo. No tendrás más dolor“, le dijo ella en un mensaje. “Está bien tener miedo y es normal. Quiero decir, estás a punto de morir.”

También se enviaron SMS temprano en la mañana del 12 de julio de 2014, horas antes del suicidio de Roy. En algunos de los intercambios, Carter parecía estar culpando a Roy para retrasarlo.

Carter rechazó un juicio por jurados y prefirió ser juzgada por un tribunal.

Carter rechazó un juicio por jurados y prefirió ser juzgada por un tribunal.

“Así que supongo que no vas a hacerlo. Entonces, todo eso para nada… Estoy tan confundida como tú estabas dispuesto y decidido,” dijo.

Cuando Roy dijo que quería volver a dormir, Carter sugirió que “ahora” era el mejor momento para hacerlo porque todo el mundo todavía estaba durmiendo.

“Sólo ve a algún lugar con tu camioneta. Nadie está fuera a esta hora que es un momento extraño”, le dijo.

En otro texto, ese mismo día, ella siguió empujando.

“Pensé que querías hacer esto. Es el momento adecuado y estás listo … Sólo hazlo, bebé“, le escribió.

Poco después de la muerte de Roy, Carter le contó a una amiga que ella estaba en contacto con él por teléfono cuando se mató.

“Lo ayudé a facilitar las cosas y le dije que estaba bien. Podría haberlo detenido o llamado a la policía, pero no lo hice”, le contó en un mensaje a su amiga.

Daniel Medwed, profesor en derecho y justicia criminal de la Northeastern University, opina que podría decirse que los mensajes de texto de Carter dieron coraje a Roy.

Los fiscales tendrán que demostrar que los mensajes de Carter llevaron a Conrad Roy a querer matarse y provocaron su muerte“, dijo Medwed a The Washington Post. “Los abogados defensores van a argumentar que él ha tenido tendencias suicidas anteriores a esa relación. Van a hacer hincapié en que estaba solo en su coche, que al final fue su decisión”.

Carter fue acusada en 2015 y apeló hasta llevar el caso a la Corte Suprema del estado. El verano pasado, el máximo tribunal dictaminó que podía ser juzgada por su presunta participación en la muerte de Roy. Puede enfrentar hasta 20 años de prisión.

En el fallo, la corte encontró que la “presencia virtual” de Carter en el momento del suicidio y la “presión constante” que había colocado sobre Roy, que estaba en un estado mental delicado, eran prueba suficiente para el cargo de homicidio involuntario.

Medwed cree que el cargo de homicidio involuntario es una exageración. Aunque el suicidio asistido por coacción se considera un delito en la mayoría de los estados, Massachusetts es uno de los pocos en los que no es así.
michelle Carter y Conrad Roy III 1920 (5)

“Por lo general, los cargos de homicidio implican la acción directa por parte del demandado. Puede haber algún tipo de homicidio involuntario cuando no se advierte el riesgo de la acción, como cuando se dispara un arma de fuego en una multitud”, dijo Medwed, “pero esto es diferente.”

David Siegel, profesor de la Escuela de Derecho de New England, acuerda en que se trata de un caso pionero.

“Este acusado actuó de forma remota sólo a través de la comunicación, a través de mensajes de texto, y eso es diferente”, dijo Siegel. “Lo que yo creo que va a ser importante, al menos en este caso, es que esto se repitieron largas comunicaciones electrónicas entre dos jóvenes. El problema va a ser si esa serie de comunicaciones entre esa gente en esas circunstancias resultaron excesivas y temerarias”.

“Somos conscientes de que una gran cantidad de nuestras acciones hoy son virtuales”, dijo Siegel. “Gran parte de nuestras acciones virtuales hoy son electrónicas, y reconocemos que pueden ser tan graves las consecuencias de las acciones electrónicas o digitales o virtuales como las acciones físicas en el mundo físico”.

Carter rechazó su derecho a un juicio por jurados y prefirió ser juzgada por un tribunal que considera que hará una evaluación más técnica del caso y menos emocional.

Anuncios

Autor:

Si avanzo sigueme si me paro empujame si retrocedo matame.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: