Crecen las muertes en Venezuela por el consumo de la yuca amarga, el veneno de los pobres

La desesperación por la falta de alimentos hace que la gente de bajos recursos compre comida a bajo costos en puestos informales. Allí, sin saberlo, compran la variedad venenosa del tubérculo. Ya se registraron 28 muertes

“La situación es grave, los venezolanos en su desesperación por la falta de alimentos están adquiriendo alimentos a bajo costo en la calle, esto propicia que ocurran situaciones como la de Catia donde una familia entera y una vecina murieron al consumir yuca amarga y de las autoridades nacionales solo escuchamos un comentario aislado y sarcástico, donde el presidente Maduro disminuyó lo grave de la situación, que hoy comienza a sentirse con fuerza en la capital”, denunció el dirigente de Primero Justicia en Caracas, Adrian Lovera.

El diario El País explicó que la toxicidad de la yuca amarga radica en el ácido cianhídrico (o cianuro de hidrógeno), un compuesto que genera daños en el aparato digestivo, las células nerviosas y en órganos como los pulmones y los riñones. En Venezuela, es procesado para la elaboración del casabe, un delgado pan tradicional de las etnias indígenas. Solo de esa manera es comestible.

“Escuchar al presidente Maduro bromear por el consumo de la yuca amarga y sólo decir a los venezolanos que deben tener cuidado con su consumo, es cuando menos irresponsable. No es una muerte, ya son varias, más de 10 en lo que va del año y el grupo más importante en Caracas, en una parroquia vecina al Palacio de Miraflores, una familia y una vecina desesperados por no tener con que comer, es un tema que requiere atención y responsabilidad, en vez de gastar dinero en Carnavales y en un carnet de la patria inservible, lo que debemos es generar producción nacional para abaratar el costo de los alimentos”, sentenció el opositor en entrevista con La Patilla.

En diálogo con el diario español, el médico José Manuel Olivares, un diputado opositor de la Asamblea Nacional, aseguró que, al menos, 28 personas han fallecido por comer yuca amarga desde octubre en los Estados de Anzoátegui, Bolívar, Lara, Monagas y en la ciudad de Caracas. “La gente consume eso por la extrema situación de pobreza y la ausencia de controles sanitarios de los alimentos. Apenas es una de las consecuencias de la precariedad“, indica.

Los ingresos de un 93,3% de las familias venezolanas son insuficientes para comprar alimentos y el 32,5% (9,6 millones de personas) solo comen dos o menos veces al día, según la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), elaborada el año pasado por tres prestigiosas universidades de este país. De ahí que el consumo de la yuca, que cuesta menos de 30 centavos de dólar por kilógramo, se haya elevado durante la crisis económica.

La informalidad en la compra de alimentos, ya se por el desabastecimiento o por los altos precios, hace que se venda yuca amarga camuflada entre la yuca buena.

Anuncios

Autor:

Si avanzo sigueme si me paro empujame si retrocedo matame.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: